Interrupción Voluntaria del Embarazo

Interrupción Voluntaria del Embarazo

El honorable Senador Antonio José Correa Jiménez citó a debate de Control Político de Seguimiento a la Sentencia C-355 la cual hace referencia a la “Interrupción Voluntaria del Embarazo”; durante su intervención el Senador Correa hace un amplio recorrido histórico acerca de los avances desde el punto de vista social y legal que en Colombia se han dado acerca de este tema

El Senador Correa refiere que de la mencionada sentencia se desprendió un Derecho Fundamental a la Interrupción Voluntaria del Embarazo cuya titular es la Mujer, hay que tener en cuenta que este derecho establecido en la ley, en parte obedece a las estadísticas de mortalidad en maternas y en recién nacidos; es importante tener en cuenta que en casos en que la vida del feto es inviable, certificado médicamente, el deber de proteger al nasciturus pierde peso, de ahí que prevalezca el derecho de la mujer, por lo tanto el legislador no pueda obligarla, acudiendo a la sanción penal, de llevar a término el embarazo de un feto que se encuentra en estas condiciones.

Desde el punto de vista social hay que tener en cuenta que a pesar de que en Colombia existe una reglamentación clara acerca de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, las diferencias culturales y de acceso a la salud abren una brecha importante en cuanto a las barreras de acceso que tienen las mujeres para acceder a este derecho, especialmente en provincia, lo cual hace que sigan existiendo abortos ilegales que generan aproximadamente un 25% de muertes en maternas.
El Senador Correa argumenta: “Da dolor en el alma que una ciudadana colombiana termine en un aborto séptico o en unos abortos que disparan a bien como se ha dicho aquí, la calamidad o que terminan metidas en una unidad de cuidados intensivos la que mejor le va, o con una septicemia generalizada”

Por lo tanto más allá de las creencias religiosas y/o morales que como ciudadanos podamos tener hay que acogernos a la ley y actuar a la luz de esta con el fin de garantizar los derechos, en este caso específico de la mujer.